15 may. 2016

Hoy hace un día precioso



 - Buenos días amores...
¿Cómo ha sido vuestro sueño, reparador?
Vamos despertando y poniendo en marcha la maquinita....hoy es miércoles, mitad de la semana...

- Yo hoy soñé que era mi cumple y que tenía la caja que había pedido, y estaba el tío Oscarín.
- ¿Dónde?
- ¡Pues en el otro mundo!
- Ah... cuenta, cuenta... me gusta mucho escuchar vuestros sueños, vamos mientras al cuarto de baño.
- Estábamos todos y también Óscar.
Había una gran lucha, unos lanzaban plantas de poder que te protegían, y había enormes conchas, con agujeros abiertos, y una plantita dentro monísima y redonda, con la barbillita mojada, y manos muy pequeñas. ¡LAS PLANTAS TIENEN PODER! ...
- Me encanta eso de la barbillita mojada...
-... Luego, vinieron unos osos de hierro , liberamos a todas las plantitas para que nos defendieran durante el sueño y a ti, mamá, también te di una planta, un dragón de fuego mínimo , y un tigre que era tan pequeño como la palma de la mano, muy útil para todos.
A mi dragón le gustaba que le rascara la axila y le hacía cosquillas. Y cuando se reía, soplaba todo y se movían las ramas de los árboles. Era delicioso.
- Tú sí que eres delicioso... Voy a rascarte la axilina... a ver...
-Ay, déjame...
- Hace un día precioso. Tenemos que dar las gracias, por cada nuevo día, no hace falta que digas nada, pero sí que lo pienses, un instante, cada día, por el hecho de seguir, de continuar aquí. Sólo un pensamiento fugaz, de esos que tienes cientos al día. Yo os lo voy a recordar y después lo haréis vosotros. El mundo es un lugar maravilloso para vivir.
Cierra esos ojos un momento, tu hermano aún no los ha abierto.... y piensa... gracias a la vida, un día más por todo lo que me da.
- Gracias a la vida, este día por todo lo que me da. Lo dije y lo pensé a la vez. Como una estrella fogar
- Entonces, mejor que mejor.
- Vamos...
- Mamá, el otro día me tiré más de 20 veces en una tirolina en Boñar con los agüelos, es de lo más molón, te subes, bueno, me tenía que subir el agüelo y te tiras... es una gozada.
- Y a Nicolás también, claro. Buff
Veinte más veinte son cuarenta. Cuarenta veces que el agüelo os subió a la tirolina... mamma mía...
Pobre abuelo, cuando yo le llamé estaba cansado. No me extraña.
Ay los abuelos, cuánto os quieren... la abuela quiere estar siempre con vosotros. Que os lleve cerca de ella, es lo que quiere, hace miles de planes y os compra de todo, que lo sé yo, con tal de teneros cerca. ¿Podéis sentir ese cariño tan grande ?
- Si.
- ¿Y podéis sentir también el cariño tan grande de papá ?
- Sí. Qué suerte, no? ¡Tanto amor!
Oye pero volviendo a lo de la abuela, ella ya no es una chavala, y el abuelo tampoco. Tenéis que cuidarles, que vosotros agotáis a cualquiera, y ellos que son tan buenos...no se quejan, pero se cansan.
- Mamá, yo creo que las abuelas no se ponen falda.
- Ja ja ja.. qué tontería...

El cielo, el ganado, la tierra y el movimiento.

Sixteen towns- M. Travis

Delirio por el azul

Rockabilly mambo- El Twanguero

El cielo


Home sweet home


El escalómetro y la Naturaleza


- Creo que el pequeño ciervo, que vi esta mañana, cuando volvía de llevaros al cole, es el mismo que vimos antes, hace un momento en la rotonda de la general. Era el mismo
- Dijiste que no sabías si era un gamo, porque tenía el culín blanco.
- Ya. Un gamo sí.
- ¿Qué hacía ahí ?
- No sé exactamente, pero pienso que podía estar buscando a su cría. Estaba al lado de una valla, cerca de la carretera, intentando pasar.O simplemente era miedo, no lo sé.
Supongo que estaría realmente aterrado... luces, coches, ruido, gente y en la noche... para un animal del bosque, del monte... ese conjunto de cosas... son un auténtico infierno, no lo entienden, no están acostumbrados.
Nosotros, las personas, los humanos civilizados nos hemos habituado a esa vida artificial, mucha gente no sale nunca del hormigón y el asfalto.
Pienso que vivir de espaldas a la naturaleza no está muy bien. Hay que pisar la tierra, y el verde, y andar descalzo y dejarse mojar por la lluvia, y dejar que el sol te caliente y te llene de vitamina D, hay que dejar que el viento te mueva y te azote alguna vez, y sentir los copos de nieve dentro de la boca, encima de la lengua, y en las pestañas, y bañarte siempre que puedas en el mar, en los lagos y pantanos. Un baño que no te das es un baño que pierdes en la vida.
- Esta semana también vimos un zorro cruzar la carretera, de día, con su cola larga.
- ¡Es verdad! Qué suerte tenemos de poder ver animales en libertad por aquí. Todo esto en la ciudad no se ve.
El único animal que sobra en el paisaje es el cazador. Debería estar completamente prohibido que una persona pueda caminar por ahí con una escopeta al hombro.
Esa sí que sería una buena norma, una ley. Mañana hablamos de eso. Me lo recordáis.
Y ahora... a la cama. Ya es tarde, vamos. Estoy con vosotros. Yo también estoy realmente agotada. Qué bueno es tener una camita, caliente, y que todo huela bien.
- Mamá...
- Qué...
-Necesito que me subas el escalómetro de mimos, si no...no me puedo dormir...
- Ven, pon esa cabecita aquí en mi hombro, dame tu pequeño pie, aquí, a la estufita, cierra los ojos, sólo eres un niño.
Que nadie te pida más.
Duerme y sueña cosas bonitas. Duerme tranquilo. Mañana vendremos Susu y yo a despertarte. Estoy contigo.

Ópera Prima

Pacho & Héctor, y Pepe, y Jordi, y Jota... en un rato de Opera Prima en el Belmondo
Apreturas, cervezas, canciones...

Vivo en una comarca...

Vivo en una comarca de tierra arcillosa
compacta seca
tierra que forma hogar sencillo
casas humildes de barro y paja
de adobes y ripios modestos
agua barro vigas de madera
cobijo de animales y hombres
de tímidos y suaves colores ocres.

me gusta esa contraposición
a la vanidad de la piedra
la soberbia del ladrillo la losa
la rebeldía del cemento.

me gusta lo viejo lo usado
lo deslucido lo arqueológico
lo trasnochado lo arcaico
lo añoso y lo decandente.

Vinalia Trippers cumple 20 años.





Vinalia Trippers número 14. 
Orgullosos de cumplir 20 años con este  especial Helter Skelter
Viernes 20 de Mayo- Presentación en el Gran Café de León con la actuación de Delta Galgos banda.
 


Rosa R. Pereda

Momentos

La felicidad... es comida, calor y mimos....

Susu

Los pájaros


- Cuando yo era pequeña, siempre que había una bandada grande de pájaros mis padres me decían que había una boda, y que todos los pájaros iban de fiesta. Y aunque yo ya sabía que los pájaros no se casaban... me gustaba pensarlo.
- ¿No se casan tampoco los pájaros? ¿Como los gatos?
- No. Tampoco.
Ahora me gusta pensar que todas esas filigranas tan bonitas que a veces hacen los pájaros al volar, nos las hacen para nosotros. Para celebrar la vida, porque están contentos. ¡Mira, mira!
- Los pájaros siempre están contentos.
- Mira este trocito de cielo desde nuestro jardín, tenemos la suerte de tener tierra, cielo y campanario en nuestra casa.
- Sí, a mí me gusta mucho, nosotros clavamos tornillos en el suelo con un martillo, y echamos todas esas semillitas que tienes en los sobres por la tierra...y le ponemos botellas llenas de agua para Susu.
- Bueno, para echar las semillas hay que preparar la tierra. Si las echas encima, sin más, vienen los pájaros y se las comen y las desaprovechamos. Mira, yo he preparado este trocito de tierra y he plantado un maíz que trajo papá del Amazonas. Creo que es un maíz muy antiguo, que ya no se da por aquí.
Nos hemos cargado casi todos los cereales manipulando las semillas, llenándolo todo de pesticidas, pero eso sí, que sean bonitos por fuera y que produzcan mucho.
- Yo tengo un invento buenísimo. ¿ Quieres que te lo cuente?
- Sí, cuenta.
- Se llama el País Maní. Tú escribes en un papel especial o en una hoja de árbol a dónde te gustaría ir, cierras los ojos y conectas tu mente y metes el papel en la máquina con núcleo de láser, y ya está. Vas al país Maní que está en el inframundo y sólo comes cacahuetes.
- Pues es un poco aburrido comer sólo y siempre cacahuetes, ¿No?
- Bueno, a mí me encantan.
¿Te cuento otro invento?
El Pollito, que reparte cosas que tú quieras llevar a otro país, a Canadá, o al Tibet, o a Japón. En dos días lo lleva.
- Eso ya está inventado, se llama Correos.
- Pero... ¡ Hace más cosas, eh !
- A ver, inventor, ayúdame a tirar toda esta hierba cortada al montón de compost.
- Vale, déjame que yo lo hago.
- Buen chico. Te voy a hacer hoy el plato que más te gusta.
- ¿ La comida del pastor ?
- Sí.
- ¡ Bien ! Oye, Mamá
- Dime
- ¿ Sabes cuál es la frase que más me gusta ?
- Cuál
- " Esto va a traer consecuencias"
- Ja ja ja... ven aquí que te voy a dar consecuencias...


Buenos días!

Minor rag- El Twanguero


Miradas con amor. Nani y Luci

Nani y Luci

El preparaje


- ¿Pero... ya estás despierto?, ven aquí un poco. Es prontísimo, aún puedes dormir casi una hora más.
- Ha sido una noche aburridísima.
- ¿ Por qué ? ¿No tuviste buenos sueños?
- No. Es que no he dormido en toda la noche...
- Pero ¿ qué dices ? Te he visto retozar y disfrutar como un cachorro hasta ahora mismo. Has dormido muchísimo. Además ayer estuviste con sueño todo el día, estabas cansado y necesitabas dormir, no te acuerdas? Papá siempre os está diciendo que hay que dormir más. Al acostarte dijiste... qué relax...
- Sí, necesito ir al baño. Tengo la nariz seca. Ahora vengo.
- ¿ Quieres que vaya contigo?
...
Mira tu hermano como duerme, háblame en susurros cerca del oído, que no se despierte.
Mira que tranquilo, que sereno está ... su cara no expresa ninguna emoción, le ves? Qué estará soñando? ¿Qué crees?
- Vale...¿Qué dices?
- Que mires a Nicolás... Mira los gestos de su cara cuando está dormido. Tiene algo de neutralidad, de apacible. Tú eres igual. Cuando estáis dormidos cuesta saber quién es quién.

Esa cara, pienso, está más cerca del Ser, Ser con mayúsculas.
Cuando dormimos no hay una máscara para la sociedad, para la familia, para los amigos...
Como un disfraz, de colores en los ojos, en los labios, en el pelo, en la piel, en las uñas, la ropa, un aroma, ser in, chic, cool, top y guay..... y luego expresar, sonreír, demostrar, agradecer, y controlar, y manipular, y medir y etiquetar, y ...
Cuánto de nuestra vida se nos va intentando colocar esa imagen que creemos que es la nuestra, la propia, la auténtica... en la mente de los demás... Esto me decía papá.
- Mamá, ayer cuando fuimos con los abuelos al cine, desde el coche ¡ vimos lo de los dinosaurios!
- Ah, es verdad, que es hoy! Pero ¿ya entrasteis a ver?
- No ... desde la ventanilla del coche vimos el preparaje, son de plástico.
- Hombre... ¿ No te pensarías que iba a haber allí 80 dinosaurios vivos no?
- No... pero los huesos... mamá... los huesos... creo que es todo de plástico, no va a haber ni uno de verdad...

Al amanecer,
lo invisible y el tiempo
y la realidad.

- ¿Pero... ya estás despierto? Es prontísimo, aún puedes dormir casi una hora más.
- Ha sido una noche aburridísima.
- ¿ Por qué ? ¿ No tuviste buenos sueños ?
- No. Es que no he dormido en toda la noche...
- Pero ¿ qué dices ? Te he visto retozar y disfrutar como un cachorro hasta ahora mismo. Has dormido muchísimo. Además ayer estuviste con sueño todo el día, estabas cansado y necesitabas descansar, no te acuerdas ? Papá siempre os está diciendo que hay que dormir más. Al acostarte dijiste... qué relax...
- Sí, necesito ir al baño. Tengo la nariz seca. Ahora vengo.
- ¿ Quieres que vaya contigo?
...
Mira tu hermano como duerme, háblame en susurros cerca del oído, que no se despierte.

14 may. 2016

El patio


Toño Positivo

Toñín, Carlos Antonio, con los Positivos, en acústico y en Elektra cómics & R&R. Record Store Day

Los gatos.

- Mamá mira Platos sucios, está metido entre los jerséis de lana, hace una cuevita para resguardarse del frío.
- ¿ Platos sucios ?
- Sí, Platos sucios, hoy Susu se llama así.
Me gusta mucho esa cestita en la ventana, vemos el jardín, el cielo, las cigüeñas, y al gato siempre.
- A mí también me encanta este ventanal por el que va pasando mi vida.... nuestra vida, ¿ te das cuenta ? van pasando los años, y también las estaciones.
Ahora es primavera, mira ese magnolio delante majestuoso, rosado, indiscreto y tremendo... lo adoro, y esa kerría japónica cuajada de flores de intenso amarillo, y las flores ciruelo, los brotes que arrancan por todas partes en la parra, es la época más bonita de colores aquí. Y con estas fuertes lluvias que están cayendo, cuando venga un poco de calor, todo va a explotar en verdor.
- Si estuviera aquel gatín que se llamaba Pelusina ahora se podría casar con Susu y tendrían gatines.
- No hace falta que se casen. Los gatos no se suelen casar...
- Bueno pues tienen que hacer el funeral igualmente.
- Pero... ¿ qué funeral ? Eso se hace cuando uno se muere.
- Ah... cuando te encenizan.... no, pues entonces el casamiento. ¡Yo quiero tener por aquí muchos gatetes pequeños!
- Sí... son una delicia, creo que los gatos tienen los mejores cachorros, los más bonitos. Hace un tiempo, yo tenía un par de gatas, las dos estaban preñadas y parieron casi a la vez, dormían fuera, en el pajar, arriba. Cada mañana yo iba y les echaba pienso, y miraba con pasión esas vidas surgiendo... había diecisiete cachorros correteando y mamando de la mamá.
Un día una de las gatas desapareció, y por la mañana todos sus gatitos estaban solos y casi fríos, sin fuerza apenas para maullar...
- Pobrecines...¿ Y qué pasó ?
- Pues cogí los gatitos y se los puse en la caja de la otra gata para que ella los alimentara y los calentara... Pero los rechazó,
- ¿ No los quería ?
- No. No los quiso... Fíjate... distinguía muy bien entre cuales eran o no los suyos propios. Así que calenté agua, la metí en la bolsa y se la puse en su caja, y empecé con el biberón, cada día varias veces a cada uno. Leche con agua.
- ¿ Y tú les dabas el biberón todos los días ?
- Sí, con mucho cariño, igual que a vosotros dos, mis cachorros humanos, durante veinticinco meses estuvimos en esa conexión que alimenta.
- ¿ Y dónde están esos gatos ahora ?
- Les perdí la pista. En los pueblos los gatos son libres, salen y entran, suben por los tejados y por las tapias, huyen de perros y de lluvias, cazan ratones, lagartijas y pájaros... a veces se van y ya no vuelven, pero me gusta así. Me gusta darles la oportunidad de una libertad total y al mismo tiempo que tengan siempre comida y techo.
- Mamá
- Dime
- Tenemos una profe nueva de música, hasta que se cure la anterior, que está malita.
- Ah.. y cómo se llama.
- Alejandra.
- Ah, qué bonito, nombre, me gusta mucho Alejandra.
- A mí no me gusta nada me suena a lasaña.

Natalio Plastic Founders

Durante el Record Store Day, y unas bonitas canciones

Difuso y divino reflejo

Difuso y divino reflejo .
El cielo por tierra.

Cooper.

Cooper Drummer, en este caso no drummer si no guitar... con los Plastic Founders en un momentazo en Elektra en el Record store day. Estupenda jornada.

18 abr. 2016

Bom día!

In blue

Las palmeras y el gran azul


Azul

Blue delirium
delirio por el azul mogador,
azul essaouira, azul mediterráneo
azul ultramar, azul profundo
azul...

Todos juntos y de caramelo.

Se acabó el porompompero...
Esperamos el verano

El sur, el arte y el ambiente de la calle.


Lavar y marcar


De molinos y palomas.


La torre sobre el torneo de ajedrez.

Momento irrepetible
La gran torre sobre el torneo.

091 en Sevilla

Asistimos a la maniobra de resurrección de esta "piazo" banda que nos deleitó con más de dos horas de canciones de hoy y de siempre.
Aúpa los Cero, y aúpa Sevilla!

Nino

Este sí que es un artista.
Mi padre♥
Alma
Vida
y Corazón.

Un beso y una flor- N. Bravo
 

Novillo limousin

Esta para Jose Berrot, amante del novillo limousin.

Martine Le Chenic, maestra de yoga

Con todo mi cariño para alguien muy especial, una de esas perlas extrañas, raras, que uno encuentra en el camino. Gracias por venir a mi ciudad, a enseñar, a compartir tu enseñanza, tu gran sentido del humor, y tu savoir faire...♥
 

Los amantes


El abandono


Buenos días!

Saludos a la primavera
As time goes by- C. Baker

El faro y el bajío


Antonio El Pola y Paco Soto

A toro pasado, como se suele decir.
Concierto de bienvenida a Martine Le Chenic, gran profesora de yoga y amante del cante.
Esto ocurrió en el gran café, hace quince días. Un ambiente muy especial se creó en la primera planta del gran café. Hubo magia y hubo duende, y también mucho vino.

 

Los bajos fondos.


El bajío