6 jul. 2016

Polvo del tiempo

-Me lo he pasado muy bien hoy contigo. Sube al coche y ponte el cinturón. Vamos.
Escucha. Se llama Solomon, el viejo grande, gordo y negro de voz prodigiosa, Solomon Burke Escucha esta delicia. Antes de cantante fue predicador, y tuvo casi cien nietos!

Es tan diferente nuestra relación cuando estáis separados....
Estamos de otra manera, ¿Te das cuenta ? Estáis más tranquilos. Y estamos más juntos. Nos miramos más a los ojos. Hablamos más... cuando estáis juntos es una batalla constante.
El trayecto en coche por esta zona de campo, antes de llegar a casa es magnífico. Mira.
Mira, mira cómo cambia todo, hace muy poco tiempo todo era de color barro. Ahora todo es verde, y hay enormes alfombras amarillas de flores, y arroyos que se desbordan, y potros recién nacidos maravillosos, que vemos cada día al ir al cole, con sus yeguas madres, por las praderas.
Todo está en constante cambio, Nico, no hay nada que esté quieto para siempre.
Todo, siempre, en movimiento, mira qué palabra de voy a enseñar: T R A N S I T O R I E D A D.
Mira qué primavera más húmeda, la de este año, parece que estamos en Inglaterra...
- Sí, ya miro. ¿ Sabes una cosa ?
- No, dímela tú.
- Pues que las crías de araña dorada, se juntan y hacen formas impresionantes.
- ¿¡Las crías de araña dorada !?
- Sí, son muy, muy pequeñas, minúsculas. Con una telarañita se arreglan todas para dormir. Igual un millón por lo menos.
-¿ Un millón ?
- Bueno, una más que cien. Es que lo hemos visto en el cole. Son preciosas. También hay un caballo blanco, Nieves, y hay niños en el patio que se lo quieren llevar a casa. Está ahí, al otro lado de la verja. Le vemos en el recreo.
- Conozco a esa yegua. No sabía que se llamaba Nieves.
Tengo una foto muy bonita de esa yegua con otro caballo. Esto me recuerda a Elena.
Elena, la de Ponferrada. Mi amiga. ¿Os acordáis de Elena? Hace mucho que no la vemos.
- Sí, yo quiero ir otra vez a su casa.
- Vale, pues volvemos. Vamos a planearlo. Cuando haga buen tiempo, hacemos una excursión al Bierzo.
Una vez estuvimos allí, con muy buenos amigos asturianos, en la casa de Joe, y en la casa de Elena. Fuimos a ver viñas, y bodegas, y montasteis a una yegua, juntos. Vimos enormes minerales y bebimos mostos, y paseamos entre la bruma, y los humedales, y alguien asaba castañas al fuego. Estuvo bien, ¿eh? Y perros por todas partes, ¡y pulpo!
Durante la vida, van pasando cosas de ese tipo, que son buenas, que te gusta haber vivido, y las recuerdas. Y se va llenando la vida de ventanitas de cosas. Seguro que algo recordaréis en esas cabecitas de chorlito que tenéis de todo aquello. ¿ No ?
- Sí.
- También hay otras experiencias que son más negativas, que no te han gustado tanto vivir. Y también están ahí...

No nos vamos dando cuenta y pasa la vida. Mucho depende de cómo mires, como te enfrentas ante todo.
Y vas creando como la estela de Silver Surfer, dorada y plateada atrás.
Hay que buscar el equilibrio y respirar tranquilo en cualquier momento. Yo también tengo que hacerlo, sabes, es muy difícil N O   R E A C C I O N A R.
Haz la prueba. A ver cómo surfeas tú por la vida...
- Mamá, por cierto, cuéntame eso de Plutón otra vez.
- Espera, están llamando al móvil. Es la abuela. Habla con ella un poco que le gusta mucho hablar contigo por teléfono. Cuéntale que viniste hoy a yoga con mamá a la clase de adultos, y que te inventaste un par de cosas en la espaldera.


Rueda fortuna
pasado y futuro
polvo del tiempo.