22 jul. 2016

Lo has prometido


- Nico se ha quedado dormido ¿No ? hace un rato que no le oigo. Le ha mecido este disco de Gram Parsons... ¿a qué sí Martín?
- Sí, está dormido.
- Mira a ver si está bien. Dónde tiene la cabecita. Voy a dar la luz, está todo oscuro, ya estamos llegando a Valdefresno.
- Tiene la cabeza apoyada en la puerta mamá.
- Ah, ya le veo. Qué tierno. Tú también eres así, cariño, cuando estás dormido. Como un auténtico ángel, una expresión maravillosa. Y pienso... qué he hecho yo para merecer estos dos tesoros, mientras atravesamos Tendal, y dejamos Golpejar a la derecha...
...
- Pues nada no has hecho nada.
- ¿No?
...
- Simplemente ser la mamá más maravillosa. Y ya está.
- Te quiero cariño, muchísimo, mucho más de lo que cabe en este coche.
Oye, mamá, ¿de dónde salen los pistachos? A mí me encantan, pero no sé de dónde nacen.
- El pistacho, sí es un fruto seco, como la nuez.
- Entonces, ¿del nuecero?
- ¡No hombre! No se llama nuecero, se llama nogal, y el pistacho no sale de ahí. Cada fruto tiene su árbol, aunque ...¿sabes? se puede injertar una rama de un frutal en otro árbol de fruto distinto, y entonces el árbol da dos tipos diferentes de fruto. O distintas variedades de uno.
- Qué bien, pues vamos a irjentar nosotros también.
- Vale...injertamos.
Ya hemos llegado. Vete saliendo. Tengo que coger a tu hermano en brazos y llevarle a la cama. Sal y al baño. Y coge tu pijama. Voy a coger a este otro cachorro, mira que tierno...Martín...
- Qué...
- Te cuento una cosa... cuando yo era pequeña, muchas de las veces que me cogían en brazos y me llevaban dormida... yo me daba cuenta de que me llevaban y me hacía la dormida.
- Yo también lo hago alguna vez.... ¿Me llevas a mí también?

- No... que tú no estás dormido, anda, vete entrando que subo con Nico, por favor.
- Jopetas, siempre yo, qué morro... No quiero.
- Venga no te pongas farruquito y ándale que no tengo ya más manos, nene.
- Vale, pero me dejas ahora tu teléfono un rato y me das un chicle...
- Dios... ¡qué chantajista y negociador! Pero si son ya las 10:30. A la cama.
- Vale pero... ¿me dejas el teléfono mientras metes a Nicolás en la cama?
- Vale, pero ¡¡Entra ya por favor !!
- Lo has prometido eh...