15 may. 2016

Los pájaros


- Cuando yo era pequeña, siempre que había una bandada grande de pájaros mis padres me decían que había una boda, y que todos los pájaros iban de fiesta. Y aunque yo ya sabía que los pájaros no se casaban... me gustaba pensarlo.
- ¿No se casan tampoco los pájaros? ¿Como los gatos?
- No. Tampoco.
Ahora me gusta pensar que todas esas filigranas tan bonitas que a veces hacen los pájaros al volar, nos las hacen para nosotros. Para celebrar la vida, porque están contentos. ¡Mira, mira!
- Los pájaros siempre están contentos.
- Mira este trocito de cielo desde nuestro jardín, tenemos la suerte de tener tierra, cielo y campanario en nuestra casa.
- Sí, a mí me gusta mucho, nosotros clavamos tornillos en el suelo con un martillo, y echamos todas esas semillitas que tienes en los sobres por la tierra...y le ponemos botellas llenas de agua para Susu.
- Bueno, para echar las semillas hay que preparar la tierra. Si las echas encima, sin más, vienen los pájaros y se las comen y las desaprovechamos. Mira, yo he preparado este trocito de tierra y he plantado un maíz que trajo papá del Amazonas. Creo que es un maíz muy antiguo, que ya no se da por aquí.
Nos hemos cargado casi todos los cereales manipulando las semillas, llenándolo todo de pesticidas, pero eso sí, que sean bonitos por fuera y que produzcan mucho.
- Yo tengo un invento buenísimo. ¿ Quieres que te lo cuente?
- Sí, cuenta.
- Se llama el País Maní. Tú escribes en un papel especial o en una hoja de árbol a dónde te gustaría ir, cierras los ojos y conectas tu mente y metes el papel en la máquina con núcleo de láser, y ya está. Vas al país Maní que está en el inframundo y sólo comes cacahuetes.
- Pues es un poco aburrido comer sólo y siempre cacahuetes, ¿No?
- Bueno, a mí me encantan.
¿Te cuento otro invento?
El Pollito, que reparte cosas que tú quieras llevar a otro país, a Canadá, o al Tibet, o a Japón. En dos días lo lleva.
- Eso ya está inventado, se llama Correos.
- Pero... ¡ Hace más cosas, eh !
- A ver, inventor, ayúdame a tirar toda esta hierba cortada al montón de compost.
- Vale, déjame que yo lo hago.
- Buen chico. Te voy a hacer hoy el plato que más te gusta.
- ¿ La comida del pastor ?
- Sí.
- ¡ Bien ! Oye, Mamá
- Dime
- ¿ Sabes cuál es la frase que más me gusta ?
- Cuál
- " Esto va a traer consecuencias"
- Ja ja ja... ven aquí que te voy a dar consecuencias...