17 feb. 2016

Creps, hamburguesas, la feria y el Tizón




- Bueno, hoy es domingo, ¿ qué queréis de desayuno especial ?
-¡ Creps ! ¡ Creps !
- De acuerdo os hago creps.
- Y los queremos comer con Susu al lado. Me encantan los desayunos especiales de domingo, mamá, los creps, también me gustan mucho las tortas circulares
- ¿Sabrías hacerlas?
- ¿ Las tortitas americanas ? Sí, igual pero añadiendo un poco de aceite, levadura... vamos allá.
- Yo quiero ayudar.
- A ver este ayudante mío, venga, vas a hacer lo más difícil, traer los huevos, lavarlos y cascarlos en este bol.
- Guay, ¡ lo de los huevos ! ¡Lo mejor! Es muy molón cascar huevos, mamá, me gusta muchísimo.
- Despacio, intenta ir despacio en la cocina. ¿ Sabes qué es lo más importante ?
- No, ¿ qué ?
- Pues que no tengas ningún accidente, eso es lo principal. En la cocina se trabaja con cuchillos, tijeras, te subes a sitios para coger botes que están altos, hay muchos tarros de cristal que se pueden romper y caerte en un pie, fuego, mucho calor en el horno.
En las cocinas grandes, donde se trabaja con más gente, también hay cámaras frigoríficas donde entras, dentro.
- ¿ Qué ? ¿ Tú has entrado dentro de un frigorífico? ¿ Y no te congelaste ? Qué molón.
- No es tanto frío. Y no te quedas ahí todo el día...
Como una habitación con estantes, una luz tenue, y a veces hay varias cámaras con cosas distintas.
La abuela tuvo muchos accidentes cuando tenían el Tizón, iba un poco deprisa a veces, había mucho trabajo, quería que todo el mundo tuviera lo que pedía, bien y rápido y se quemó muchísimas veces la piel, se hizo heridas en los dedos con cuchillos... una vez, cortando una gran merluza se le cayó el hacha en un pie y le hizo una gran herida.
Por eso hay que llevar siempre en los pies zapatillas, o zuecos, para evitar accidentes, ¿Entiendes ?
Así que mi querido Nicolás, baja tu culito de la tabla de cortar y súbete al banco, vamos por esas tortitas.
- Es que me gusta estar aquí arriba, viendo muy de cerca lo que pasa en el fuego... y también al lado de la ventana.
- Me ha venido una visión del abuelo en la barra del bar despachando vinos y cortos y tapas y raciones, y cobrando y limpiando una vez tras otra la barra, y rellenando las cámaras, y esquivando gotas de aceite de los jamones que colgaban del techo, y cafés, y chistes, muchos chistes, y ponía música siempre, en cartuchos y en casete, y cortaba jamón, el abuelo ...cortaba jamón con la mano izquierda, y metía cientos de veces una cestita en el lavavajillas llena de vasos y copas, una y otra vez, una y otra vez, muchos años, mucha gente. Lo hicieron muy bien en mi opinión, ¿ sabes ? Fueron cambiando con los tiempos, y siempre con muy buena calidad, y buen ambiente. Treinta y cinco años al pie del cañón. Es fácil decirlo, eh... pero hay que hacerlo. Tú sólo tienes cinco y te faltan los treinta... y aquellas gambas a la plancha buenísimas, y lacón, y los montados de lomo con pimientos rojos, y fue el primero que empezó a hacer en León hamburguesas estupendas. Todos los días, muchos bollos.
Recuerdo al panadero, Cartujo, y aquellos sacos de pan que traía cada día para hacer hamburguesas y perritos, venía cojeando con su furgoneta de reparto, enharinado siempre y muy simpático.
- ¿ El abuelo sabría hacer las cangre-burger de Calamardo ?
- No sé. Hay que preguntarle a ver si sabe él la receta secreta. Jaja.
- Pregúntale a los abuelos, ya verás cómo te cuentan muchas cosas, y antes del Tizón, tuvieron un bar que se llamaba la Estrella.
No era un bar normal, ¿ Sabes ? Era un bar que hizo el abuelo con sus manos , y se desmontaba, lo ponían en un furgón y se lo llevaban a otra ciudad en fiestas.
Yo nací ahí, cuando los abuelos aún eran feriantes. Y mis abuelos también estaban en la feria, y tenían una grandísima caravana con habitaciones dentro y cocinita. Por aquel tiempo la feria era algo distinto a lo que es ahora. Antes era más una gran familia, todos se conocían, se reunían, se respetaban, luego las cosas cambiaron, a peor.
Increíbles historias, ya te contaré. Yo tenía bolsas de fichas para montar en todas partes, en todas las atracciones, lío, música, libertad, gente, movimiento, tiovivos y cadenas, los hermanos Tonetty, las hermanas Gordini, los laberintos de espejos, las serpientes, el circo, el carrusel de cadenas, el baby de los abuelos y la caseta de tiro... los enormes algodones rosas, las manzanas de caramelo, las casas del terror...
- ¿ Las casas del terror ? ¡Cuéntame de eso !