7 ene. 2016

Se gasta la vida

- Mamá...
- ¿ Qué ocurre cariño ?
- Me gusta mucho hablar con el abuelo por teléfono.
- A él también le encanta, seguro.
- Yo es que... tengo miedo de que se muera. No quiero que se muera nunca.
- Ya... a mi también me gusta mucho el abuelo, pero todos nos tenemos que morir. Se va gastando la vida.
- Sólo tenemos una, ¿ verdad ? Susu tiene siete y ya ha gastado dos. ¿ Tú ya has gastado la mitad de tu vida ?
- Sí, yo sí, o más de la mitad quizás, aunque, a veces, me parezca que me queda todo por delante.
- Y el abuelo ¿ Ya casi la tiene toda gastada ?
- Sí, el abuelo ya ha gastado una buena parte, pero ha hecho cosas increíbles en su vida, por ejemplo ha hecho posible que estemos tú y yo aquí hablando ahora. Y a ti te queda casi toda, entera, ya verás qué cantidad de cosas vas a hacer en tu vida.
- ¿ A qué hora crees que van a pasar los Reyes Magos por la noche ?
- No lo sé... ¿ quieres que les pongamos algo de agua a los renos ?
- No son renos mamá, son camellos.
- Es verdad, no me daba cuenta.