8 sept. 2013

Energía

Energía sin límite
enredando sin fin
con un interés desaforado por conocer
descubrir, tocar y gritarlo a los cuatro vientos...

qué envidia de capacidad de asombro
cuando ya han pasado 45 años
y la mente ha dejado de ser niña hace tiempo
cuando los ojos ya no ven nada nuevo
y la alegría está velada, traslúcida,

como una catarata que cubre los ojos
y hay un pesar en el vivir
un dolor en el ser...