4 nov. 2012

Noviembre



Noviembre.

sus manos agarraban suavemente la manzana verde

la que comimos juntos


tumbados

al pie del ventanal

naciendo el sol por esa línea que se pierde en el mar
y su inconfundible y pausado sonido

hacia las siete
mi hijo y yo

y un sudor tranquilo recorría nuestro ambiente.