31 oct. 2008

31 octubre al 1 de noviembre




y los más yanquis se disfrazan, para asustar...
al estilo americano, en esta fiesta sin dulce propio

qué puede resultar más aberrante..??...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Se trata de una fieta de origen celta. Se dice que la noche de Halloween, la puerta que separaba el mundo de los vivos del Más Allá se abría y los espíritus de los difuntos hacían una procesión en los pueblos en los que vivían. En esa noche los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que los espíritus no les perturbasen los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia. Si había una vela en recuerdo de cada difunto los espíritus no molestaban a sus familiares, si no era así los espíritus les perturbaban por la noche y les hacían caer entre terribles pesadillas. A los homosexuales se les prohibía gozar de la festividad debido a que se creía que sus almas eran consumidas en el infierno.

Fantasmales saludos.

silvia d chica dijo...

pues gracias y saludos oscuros desde el más acá.

Narciso el valvulista dijo...

Resulta que todos honran a los muertos en lugar de honrar a los vivos. Claro es mucho más cómodo. Por el sur hay un dulce típico, que son las gachas que se comen en esta noche de transición, cuando hierven y hacen pompas, cada una de ellas es un alma que deja el purgatorio (aunque claro ahora que la iglesia católica ha eliminado el purgatorio de sus amenazas, no sé donde irás esas pobres almas).
Salud