25 may. 2007

adios a nuestra querida buhardilla

inauguro etiqueta: impresiones de los amigos sobre el ccan.
su autor, si quiere que envíe un comment, yo, mientras tanto, le mantengo en el anonimato.
estamos contrigo!


Mierda. Mis primeros tripis indoor...mi primera china de 500 pelas que me la fumé allí íntegramente...el lento reponerme del extramoño allí dentro tras horas de super flipping por qué se yo donde...a partir de las tres la magia rezumando de las esquinas y algunos desconchones, de los marcos de las ventanas viejos y húmedos, del disco perfecto que alguién puso...del susto de ver aquel cartel de sólo socios que me hizo darme la vuelta dos veces hasta que abrí la puerta...and got in!

Crónica de una muerte anunciada; por esperada quizás más llevadera. Llevamos tiempo (hablo por mí pero creo que lo he visto en más gente) entrando en el CCAN con espíritu de penúltima vez y también por ello, con un aprovechamiento estupendo del momento. Estoy convencido de que muchos ya han mirado en plena highway mental enderredor, contemplando, interiorizando y despidiendo a ese maravilloso local y su grupo (desde hace 20 años rostros conocidos de enormes desconocidos que me han dado papel, fuego, cigarros rubios y algunas chinas y cogollos de fortuna).

El día en que no podamos llevar allí a un nuevo ser querido está por venir. Nacerá la leyenda, muchas vivencias serán más pasadas que nunca, perdida la intemporalidad cecaniana en la que siempre pareció factible la repetición de cada momento mágico aderezado con nuevos prodigios.
´
Tengo un resumen sencillo, mío y auténtico: colocón, colocón, colocón.

¡EL COLOCÓN DE COLOFÓN!

No hay comentarios: